Skip to main content

Cómo hacer crema batida de chocolate

La crema batida de chocolate es una receta fácil, extremadamente rica para utilizarla como cobertura, relleno, salsa e incluso glaseado para postres o cupcakes. Como es tan suave y esponjosa y no es una nata montada estabilizada, utilícela para postres que piense servir en un día. Además, cuando haya decorado su parfait y le quede algo de mezcla, puede mezclar un poco en su café o chocolate caliente. ¿Qué tan delicioso suena eso?

Ahora, entrando en materia, para preparar esta receta, necesitarás cuatro ingredientes esenciales: 

  • 3 onzas de chocolate agridulce o semidulce, picado
  • 1 taza de crema de leche
  • Dos cucharadas de azúcar en polvo
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla pura, opcional

¿Qué utensilios necesitas?

  • Mezclador o batidor
  • Tazón grande (preferiblemente de metal)
  • Colador para el azúcar en polvo
  • Taza medidora
  • Cuchara

Cómo preparar la crema batida de chocolate paso a paso

  1. Reúne todos los ingredientes.
  2. Poner el chocolate picado en un bol.
  3. Añade la nata líquida y añade el azúcar glas en una cacerola pequeña y pesada. Ponla a fuego medio y llévala a ebullición.
  4. Verter la nata caliente sobre el chocolate, removiendo hasta que esté suave y el chocolate se haya derretido.
  5. Cubrir y refrigerar durante 4 horas, o hasta que esté bien frío. Ponga el bol de la batidora y los batidores en la nevera unas horas antes de que vaya a batir la crema.
  6. Transfiera la crema enfriada a un bol grande (preferiblemente refrigerado) y añada el extracto de vainilla. Con los batidores fríos, bata hasta obtener una consistencia para untar o para hacer una tarta. Refrigere durante aproximadamente 1 hora antes de utilizarla.
  7. ¡Disfrute de su postre!

Consejo: Conserve la nata montada en el frigorífico hasta 2 días.

Cómo hacer nata montada de chocolate sin nata espesa

Creemos que os ha encantado el paso a paso anterior sobre la preparación de la crema batida de chocolate, fácil de hacer. Sin embargo, nos hemos dado cuenta de que a algunos no les gusta utilizar nata espesa durante la preparación de esta receta, por lo que os traemos una buena opción: utilizar nata líquida. 

La nata espesa y la nata para montar provienen del mismo ingrediente: la nata. La diferencia radica en que la nata espesa tiene algo más de grasa que la nata para montar. La primera contiene alrededor de un 36% de mg de grasa, mientras que la segunda tiene al menos un 30%. Depende de usted utilizar una u otra.

Le recomendamos que utilice nata espesa. Esta última aguanta mejor las bases lácteas calientes. La nata para montar se derrite más rápido.

Lea en este blog Cómo Hacer Nata Montada con Cargadores de Crema.

Ingredientes

250 ml de nata montada fría
25 g de azúcar en polvo
2 cucharadas de cacao en polvo

¿Qué hacer?

En primer lugar, es imprescindible enfriar el bol de metal en la nevera durante unos 10 minutos antes de utilizarlo.
A continuación, saque el bol del frigorífico y la nata.
Tamiza el azúcar en polvo y el cacao en polvo y colócalos en el bol junto con la nata.
Bata durante unos 20 ó 30 segundos a velocidad baja hasta que vea burbujas.
Aumente la velocidad poco a poco. Preste atención a la textura de la crema; cuando se espesa y se hincha, es que está bien.
Continúe batiendo a velocidad media hasta obtener la consistencia deseada.

Por último, pruebe la crema después de batirla para utilizarla inmediatamente; la crema no dura mucho después de batirla. Si no utiliza la crema, póngala en el frigorífico lo antes posible, y guárdela allí durante unos tres días.

Leave a Reply