Skip to main content

Nata Montada Casera en 5 Minutos

Aunque no hay que avergonzarse de comprar una lata o una tarrina, hacer nata montada casera es increíblemente fácil. Atrás quedaron esos tiempos en los que tenías que preocuparte por dar lo mejor a tus invitados; a partir de ahora, sabrás cómo darle a esa café nitro frío un precioso pico de nata. ¡Les encantará! Por eso, esta guía te enseña a preparar nata montada en casa en sólo cinco minutos y con sólo tres ingredientes. ¡Quédate con nosotros para conocer la mejor receta de nata montada casera!

Cómo hacer nata montada casera

Desde principios del siglo XVI, la nata montada ha sido la favorita de muchos amantes de la comida en todo el mundo para rellenar postres, pasteles o cualquier dulce que se te pase por la cabeza. Su popularidad aumenta cada día gracias a los avances de la tecnología culinaria o, más concretamente, de la gastronomía molecular. Al tiempo que sorprende a muchos paladares, los procesos de elaboración de la nata montada no dejan de evolucionar.

Sin embargo, en esta guía mantendremos lo básico y nos ceñiremos a la auténtica forma de preparar la nata montada, añadiendo algunos consejos y diversión.

¡Empecemos!

Receta de nata montada casera paso a paso

Ya te dijimos que preparar nata montada es muy fácil, y no mentíamos. Sin embargo, hay algunas instrucciones fundamentales que queremos ofrecerte para que la hagas lo mejor posible.

  1. Utiliza nata para montar pesada. Como la nata ligera no tiene suficiente grasa para crear grandes picos, te recomendamos que utilices nata espesa con más ( o un aproximado de) 35% de contenido en grasa. El alto contenido en grasa es esencial porque permite que la nata quede rígida.
  2. Asegúrese de que todos los utensilios estén fríos – Cuando la nata está demasiado caliente, la grasa pierde su capacidad de estabilizarse con el aire que se está montando en ella. Para evitar que se desinfle rápidamente después de batirla, pon el bol, el batidor y la nata en el congelador durante 20 minutos antes de empezar.
  3. Utiliza el bol adecuado: La nata para montar salpica un poco al batirla. El bol tiene que ser lo suficientemente grande como para acomodar el aumento de tamaño.
  4. Añade el azúcar cuando la nata esté espesa, justo antes de la fase de picos suaves. Preferiblemente azúcar en polvo para un mejor final.
  5. ¡Cuidado con el batido! – La velocidad es esencial cuando hay que montar un bol lleno de nata líquida. Empiece a velocidad baja y aumente gradualmente la intensidad a medida que se vaya espesando. La nata montada pasa de tener picos suaves a picos firmes en un abrir y cerrar de ojos. No hay que excederse en el trabajo.
  6. No te pases de la raya y utiliza en su lugar una batidora eléctrica de mano. Muchos prefieren una batidora de pie en lugar de una batidora de mano. Es comprensible. Pero si no quieres que tu mezcla se convierta en mantequilla, mejor bate a mano.
  7. ¿Necesitas que tu nata montada dure mucho tiempo a temperatura ambiente? Entonces será mejor que utilices un estabilizador como la gelatina líquida sin sabor, el queso crema o el queso mascarpone. Añada cualquiera de los anteriores a la nata espesa después de batirla.
  • Si utiliza gelatina, use una proporción de 1:3 de gelatina granulada. Coloque tres cucharaditas de agua fría en un bol pequeño. Añada la gelatina al agua y déjela reposar durante cinco minutos. Remover para combinar y calentar en el microondas en ráfagas de 10 segundos, removiendo cada vez, hasta que la gelatina se haya disuelto. Deje que se enfríe, pero que no cuaje. Vierta esta mezcla en el batido justo antes de terminar de batir.
  • Si utiliza queso crema o mascarpone, sustituya la gelatina por 1/2 taza de cualquiera de los dos quesos.

Ahora que ya conoces una serie de consejos que te vendrán muy bien antes de ponerte manos a la obra y que sin duda te facilitarán el trabajo, te estarás preguntando: “¿de qué está hecha la nata montada?” Pues sin más dilación, te traemos la lista:

Ingredientes: 

  • 1 taza de nata para montar (fría)
  • Tres cucharadas de azúcar en polvo
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla (opcional)

Es bueno saberlo: Al añadir azúcar en polvo la mezcla final tendrá la cantidad perfecta de dulzor.

Consejo extra: Si quieres hacer nata montada con diferentes sabores, sustituye la vainilla por tus extractos favoritos. Algunas sugerencias son almendra, menta, limón, naranja, etc. Lee en este blog Cómo Hacer Nata Montada de Sabores.

Utensilios

  • Tazón (No olvides ponerlo antes en el congelador como se indica arriba)
  • Batidor (o batidor de mano)
  • Extracto de vainilla

Instrucciones

Antes de empezar, asegúrate de que la batidora (si es de mano) y el bol estén fríos. Los utensilios bien refrigerados ayudarán a que la crema se bata más rápidamente. Puedes enfriarlos metiéndolos en la nevera o en el congelador durante 20 minutos antes de empezar. También es posible hacerlo entre 10 y 15 minutos.

Paso 1: Añade la nata espesa al bol y empieza a batir hasta que espese. No busques picos en esta fase; quieres darle a tu crema algo de estructura.

Paso 2: Añade el azúcar en polvo y la media cucharadita de extracto de vainilla una vez que la nata se haya espesado lo suficiente.

Paso 3: Seguir batiendo hasta que se formen picos suaves. Cuando decimos picos suaves, nos referimos a que cuando levantes los batidores, la crema se aferrará, pero las alturas de la crema no se mantendrán rectas.

Paso 4: Llegados a este punto, es el momento de bajar el ritmo de batido. Recuerda nuestro consejo de no batir en exceso.

Paso 5: ¿Está lista tu lote de crema? ¡Sirve la nata montada!

¿Cómo conservar la nata montada?

Si no utilizas toda la mezcla de nata montada, guárdala en un recipiente hermético en el frigorífico; es posible que tengas que volver a batirla ligeramente antes de servirla. Guárdala máximo tres días completos.

Batidora de pie para hacer nata montada

Al principio de esta guía, te recomendábamos que utilizaras mejor una batidora de mano para montar la nata; de esta forma, tendrías más control sobre los picos. Lo cierto es que también puedes utilizar una batidora de pie. La única diferencia entre estas dos formas es el proceso de automatización. Con la batidora de pie te ahorras el cansancio de batir tú mismo.

Para este método, puedes seguir todas las indicaciones anteriores. Sólo tienes que añadir una toalla a los utensilios. Ésta te  ayudará a evitar que la crema salpique toda la encimera.

Recuerda que la velocidad se gestiona de forma diferente en una batidora de pie, así que no te alejes mientras la máquina está funcionando. ¡Mantén la precaución! Vigila constantemente la nata montada y aumenta la velocidad gradualmente.

Hacer nata montada con un sifón de nata como Fastgas

Un método excelente y más rápido para hacer nata montada es utilizar óxido nitroso y un sifón de nata como Fastgas. ¡El resultado es espectacular!

Comience por verter una taza de nata montada y dos cucharadas de azúcar en el sifón. Al mismo tiempo, puedes añadir un poco de extracto de vainilla a la mezcla de nata y azúcar. A continuación, enrosca bien la tapa del sifón y agita suavemente el dispensador de 15 a 20 veces. La agitación permitirá que todos los ingredientes se mezclen bien.

Ahora, introduzca un cargador de crema en el soporte del cargador y enrósquelo firmemente en el dispensador. Pónga el sifón de cocina boca abajo y presione la palanca. Si se hace bien, la mezcla formará una nata montada súper esponjosa, que podrá utilizar para diversos fines culinarios.

Haga clic aquí para ver una guía más detallada sobre Cómo Funcionan los Sifones para Montar.

¡Esperamos que esta guía te haya sido útil! Es hora de hacer un poco de lío en la cocina y de practicar para convertirse en un maestro de la preparación de la nata montada perfecta.

¿Te interesa comprar óxido nitroso a granel para fines alimentarios? ¡Le escuchamos! Rellene el formulario para convertirse en distribuidor, y un representante de ventas se pondrá en contacto con usted lo antes posible.

Leave a Reply