Skip to main content

Cómo Hacer Crema Chantilly

La Crema Chantilly o nata montada está de moda en la preparación de postres. Es tan deliciosa y práctica que los amantes de la cocina, los llamados foodies, la utilizan casi a diario, permitiendo muchas posibilidades.

Descubre en esta guía cómo hacer Crema Chantilly paso a paso! ¡Recuerda tener a mano tu sifón de cocina!

De qué está hecha la Crema Chantilly?

Para preparar la crema chantilly, necesitas principalmente nata para montar, vainilla y azúcar. Lo ideal es que sea nata para montar con al menos un 35% de grasa. Puede encontrarla en los grandes supermercados o en las tiendas de comestibles más cercanas. En algunos países, la nata montada aparece como crème fraîche. 

En cuanto a su temperatura, se recomienda mantenerla en la nevera entre 2 y 4 grados. Si por casualidad no tienes nata montada fría, puedes meterla en el congelador durante unos 20 minutos para darle un toque.

Vainilla u otro aromatizante

Es imprescindible utilizar aromatizantes en la nata montada. Uno de los favoritos es la vainilla, que la gente suele utilizar en forma líquida o en polvo. Se disuelve rápidamente y no afecta a la estructura.

Otros sabores, como el limón, la naranja, la canela y el coco, también son una buena idea. Es cuestión de gustos, pero la vainilla es uno de los aromas más comunes en los postres y queda muy bien con la nata montada.

Azúcar

El otro ingrediente esencial para hacer nata montada es el azúcar. Puedes utilizar azúcar glas en lugar de azúcar normal porque no tiene granos.

¿Cómo se hace la Crema Chantilly en un sencillo paso a paso?

Primero, alista las siguientes proporciones:

  • 300 gramos de nata para montar 35% mg.
  • 125 gramos de azúcar glas
  • Una cucharada de aroma de vainilla

¿Preparadas las proporciones? Es el momento de seguir los pasos de la receta.

  1. Colocar la nata fría en un bol y ponerla en otro con agua y hielo.
  2. Montar sin el azúcar
  3. Cuando la nata esté medio montada, añade el azúcar y la vainilla.
  4. Seguir batiendo hasta conseguir una textura espesa.

Una vez obtenido el chantilly, puedes ponerlo en el sifón para empezar a decorar el bizcocho o cualquier otra base excelente que hayas preparado aparte.

Consejo: ¡Cuidado con batir demasiado! Si bates demasiado la nata, se volverá amarilla, por lo que obtendrás mantequilla de vainilla en lugar de crema chantilly, que no es lo que quieres. Hazlo poco a poco y de forma dosificada.

También es imprescindible ceñirse a la cantidad de nata montada que necesitas. ¡No querrás desperdiciarla! Sin embargo, si eres un cocinero particular o un chef profesional y necesitas hacer más cantidad de Crema Chantilly, no dudes en preparar toda la que quieras.

¿Cuánto tiempo dura la Crema Chantilly?

Una vez que la mezcla esté lista para su uso, puede guardarla en el frigorífico hasta dos días. Después de este tiempo, puede perder agua y no tener el mismo aspecto. También puedes meterla en el congelador de 3 a 6 meses para alargar su vida útil.

Lee este blog y descubre cómo hacer una crema que se mantenga firme.

¿Cuál es la diferencia entre la nata y la crema Chantilly?

En efecto, hay algunas preparaciones que tienen un notable parecido o incluso sabor. Por ello, es habitual preguntarse si la nata y la crema chantilly (nata montada) son lo mismo. Permítanos aclararlo: ¡no lo son!

La nata se obtiene mezclando grasa láctea, leche y azúcar. Es decir, la tradicional nata montada. En cambio, el Chantilly -también conocido como Chantillí– es una mezcla de merengue y crema de mantequilla. Se pueden diferenciar por el sabor y la textura, ya que el Chantilly es más pastoso, tipo mousse, y más dulce que la crema.

Elegir uno u otro es cuestión de gustos, pero es fundamental saber que son rellenos diferentes.

¿Tienes todo claro para hacer tu propia nata montada? Si es así, ponte a punto con tus utensilios y empieza a preparar tus dulces favoritos en casa.

Leave a Reply